Help

jakob-lorber.cc

Carta a Laodicea

[1.39] Por eso os pido, por el bien de vuestra Vida eterna: ¡Desistid de todo aquello que trajo la esclavitud babilónica a todos los judíos como una dura herencia!

[1.40] Mirad: ¡Babilonia, la gran ramera del mundo, ha sido destruida por el Señor, porque ella había dado la muerte a muchos pueblos! — ¡Pero, ¿qué ganaréis si es que convertís Laodicea en una nueva Babilonia?! ¡Por eso abandonad todo lo que podría acarrear de nuevo el horror de la destrucción, — aquello que Daniel había profetizado cuando estuvo delante de la ciudad sagrada!

[1.41] Pero Cristo os ha vivificado porque estabais muertos en vuestros pecados y en el prepucio de vuestra carne, y os ha perdonado todos los pecados que habíais estado cometiendo en el Templo, como en vuestro prepucio.

[1.42] Él aniquiló la escritura ensangrentada clavándola en la cruz — una escritura que nos acusaba a todos, surgida a través de los estatutos mundanos y con la cual nuestros nombres estaban inscritos en el libro del mundo, en el libro del juicio y en el libro de la muerte.

Vista escritorio Aviso legal