Help

jakob-lorber.cc

Carta a Laodicea

¡Porque Dios no encegueció a nadie antes de llamarle para su servicio; pero yo primero tuve que quedar ciego, para perder todo lo que es del mundo, antes de llegar a ser apenas uno de sus siervos más insignificantes! – Carta a Laodicea, Capítulo 1, Párrafo 31

Vista escritorio Aviso legal