Help

jakob-lorber.cc

El Gobierno de Dios

[1.7.4] Y oye lo que te digo: La Tierra estaba a gusto, porque fue colmada del Amor y de la Misericordia, y vio que su querida Luna estaba dando vueltas graciosas alrededor de ella. El Amor, con su hálito de Misericordia, dejó a la Tierra un pecho turgente, como si de nuevo fuera a dar a la recién nacida el pecho repleto de la Leche de la Gracia... Pero ve, por el Calor del Amor misericordioso la Leche cuajó y se solidificó en forma de tierra firme que sobresalió de las aguas; y los mares se retiraron a las profundidades como el agua que la leche suelta al cuajarse.

Vista escritorio Aviso legal