Help

jakob-lorber.cc

El Gobierno de Dios

Los que poseen la Escritura y no la leen son como unos sedientos al lado de un pozo de agua muy pura, que no quieren beber porque en el sentido espiritual son unos hidrófobos, o es por una pereza innata; porque prefieren que ciertos siervos indiferentes les traigan el caldo asqueroso del charco más cercano, aunque este finalmente causará la muerte de todos ellos. – El Gobierno de Dios, Libro 1, Capítulo 1, Párrafo 9

Vista escritorio Aviso legal