Help

jakob-lorber.cc

El Gobierno de Dios

A los enfermos diles que no se aflijan por su enfermedad, sino que en su interior se dirijan a Mí y que tengan fe. Los consolaré y un flujo de bálsamo delicioso se derramará en sus corazones, y se les abrirá la fuente inagotable de la Vida eterna... Se curarán y se reanimarán como la hierba después de un chaparrón. – El Gobierno de Dios, Libro 1, Capítulo 1, Párrafo 3

Vista escritorio Aviso legal