Help

jakob-lorber.cc

Los Tres Días en el Templo

[1.1] La costumbre y el uso prescritos en todo el reino de los judíos era que éstos tenían que llevar a sus hijos a Jerusalén, después de cumplidos los doce años de edad. Los niños eran examinados en el templo por los ancianos, escribas y fariseos sobre todo lo que sabían hasta esta edad, especialmente sobre la doctrina de Dios y los profetas.

[1.2] No es preciso decir que para tal examen era obligado tributar un pequeño impuesto. Si querían un certificado de aptitud, tenían que pagar un impuesto adicional. Los niños que eran aprobados en este examen podían ser admitidos también en las escuelas del templo, con la posibilidad de hacerse servidores del templo.

[1.3] Si los padres podían testimoniar que descendían de la tribu de Leví, los hijos sobresalientes eran admitidos con gran facilidad en las escuelas del templo. En caso contrario, la admisión ofrecía dificultades. Los padres eran forzados a ingresar en la tribu de Leví y mediante dinero, hacer un sacrificio importante al templo.

[1.4] Las hijas no necesitaban someterse a examen, a excepción las que por iniciativa de sus padres querían pasar el examen para mejor satisfacer a Dios. En este caso eran examinada por las ancianas del templo en una mansión separada, y recibían también un certificado de todos los conocimientos y capacidades adquiridos hasta entonces. Esas muchachas podían convertirse en las mujeres de los sacerdotes y levitas.

Vista escritorio Aviso legal