Help

jakob-lorber.cc

1 2 3 resultados 0 - 20 de 45

[GD 1.24.10] Y ya no llevarás el nombre Caín sino “Atheope” lo que quiere decir “el que no tiene voluntad conforme a la Voluntad de Dios”. Junto con los tuyos vas a hacer un cesto muy grande de caña y junco, de largo siete veces la altura de un hombre, de ancho tres y de alto una altura de hombre; bien robusto. Y después lo tenéis que calafatear con diversas resinas. Una vez que con toda aplicación hayáis hecho esto, acercáis el cesto a la orilla de la gran mar, recogéis frutos suficientes para cuarenta días y, finalmente, os montáis todos en él.

[GD 1.24.16] Abel todavía le dijo: «Bien, hermano Atheope, ahora eres libre de toda culpa que se ha quedado con Hanoc... En adelante actúa pues conforme a la voluntad del Señor. ¡Amén!».

[GD 1.25.1] Acto seguido Abel desapareció y Atheope, por primera vez en su vida perfecto, comió felizmente de los frutos y cumplió concienzudamente con lo que le había sido mandado.

[GD 1.25.3] Atheope vive todavía, actualmente, en una isla en medio de las grandes mares ––una isla que jamás el pie de un mortal va pisar–– y desde allí observa vuestro desarrollo.

[GD 1.25.4] Y Atheope comió y bebió, aprovechando de los frutos de toda clase y, durante mil años, engendró aún setecientos hijos. Después le renové, convirtiéndole... y ya no comía ni bebía porque fue saturado eternamente por mi Amor que es el mejor alimento. El que esté saciado con este alimento ya no palpará la muerte eternamente y nunca tendrá ya sed de una bebida o hambre de una comida. Y el proceso de dejar su cuerpo físico atrás será una salida consciente desde la vida terrenal para entrar en la Vida de los verdaderamente vivos mediante Aquel que es el verdaderamente Vivo –– el que soy Yo mismo.

[GD 1.25.5] Saciado de esta manera, Atheope continúa viviendo físicamente como el primer hijo del hombre en todo el contorno amplio de la Tierra, desde donde puede observar las actividades de todos los hombres, con lo que es un antiguo testigo de todas mis actividades, hasta la época actual.

[GD 1.26.14] Kad, Kahrak, Nohad, Huid, Hlad, Uvrak, Farak, Molakim, Uvrahim y Thahirak.

[GD 1.28.12] Yo fui un gran lisonjeador, con lo que hice más mal que vosotros y a Hanoc a la fuerza. Porque sin mí, hace tiempos que Hanoc ya habría abandonado la idea de su divinidad que yo le había metido en la cabeza ––discurrida por Uvrak con la ayuda de Nohad y de Thahirak–– dado que él repetidas veces ya me había indicado secretamente que, íntimamente, todo esto de la divinidad le causaba mucho miedo y que de día y de noche, cuando se encontraba solo, le ocasionaba un continuo desasosiego. Por esto muchas veces ya había maldecido esta idea desafortunada de Uvrak, porque ante el pueblo ya no podía deshacer lo hecho... a pesar de que esa idea acerca de la divinidad en su pecho le quemaba más que el fuego...

[GD 1.28.18] Estas palabras de Uvrahim animaron de nuevo a Thahirak y a los otros que antes de que hablara Farak habían hablado palabras hipócritas llenas de interés personal. Thahirak era un portador modelo de toda clase de mal que incluso se arrogó derechos divinos y se atribuyó mi Santidad eternamente sagrada, mi Justicia, mi Amor y mi Omnipotencia –– incluso toda la Creación y pretendía poderla destruir con un solo dedo... porque, como dijo, consiguió conocer mis “manejos”; de modo que incluso se atrevería medirse con mi Fuerza y desafiar mi Omnipotencia. Pero como Yo por causa de mi Amor no quería sacar la espada de mi ira contra un gusano terrestre ––Yo, el Infinito contra la nada––, él le dijo a cada uno que mi “debilidad” temía la fuerza de él...

[GD 1.28.23] De modo que Thahirak empezó a dirigir un discurso poderoso a la asamblea, y en pocas palabras dijo: «Hermanos, que todos habéis hablado tan sabiamente que me he sobresaltado hasta en el fondo más íntimo de mi maldad... he visto mi nulidad y mi debilidad absolutas, y he percibido la gran injusticia de todas mis acciones... Me consta, hermano Farak, que ante tu sabiduría no hace falta que exponga todas las barbaridades que cometí, porque incluso los menos sabios saben más que de sobra cuáles eran mis funciones y mi especialidad en toda clase de sacrilegios.

[GD 1.29.1] «Mira, hermano Thahirak», le respondió Farak. «En todas las eternidades ni Dios ni todos los espíritus libres pueden deshacer lo hecho, y menos aún nosotros, los seres humanos. Si en un hombre existe la menor chispa de la Sabiduría divina, piensa tú mismo si esta no tendría que razonar de la siguiente manera:

[SE 1.36.18] «Amigo mío», dice la figura escuálida, «con mucha paciencia he escuchado sus argumentos y sólo puedo darle mi más vivo pésame. Y para que sepa quién está hablando con usted le digo que soy el gran sabio Melanchthon (aquí la figura se sirve de una mentira) por lo que en la Tierra seguramente habrá oído hablar de mí». «Pues sí, pero ¿qué me quiere decir con ello?». «Sólo que yo sé ciertamente mejor que usted quién ha sido Cristo. Porque hasta el fin de mis días en la Tierra trabajé con gran aplicación en la “viña cristiana” y no me hubiera importado afrontar serenamente la muerte por Cristo. Purifiqué la doctrina romana y la luterana de toda escoria y viví escrupulosamente según esta doctrina. ¿Cuál es el resultado? Si me mira, ya no harán falta más comentarios. Como usted es inexperto en este reino de las fuerzas centrales básicas, aún no sabe cómo andan las cosas por aquí. Pero cuando -famélico- haya experimentado esta noche eterna durante algunos decenios y su cabeza esté despejada de todas esas tonterías mundanas, ya cabrán en ella conocimientos más sólidos y fundados que los de ahora».

[SE 1.37.10] Es evidente que esta región está reservada a todos aquellos que no tienen fe en el Señor, razón por la cual tus amigos venerables, tú y yo nos encontramos en ella. Si a todos nosotros no nos ayudan ahora el gran Amor y la gran Misericordia de Cristo, estoy convencido que todos los infinitos, repletos de Melanchthones y sus “verdades”, poco nos podrán ayudar.

[SE 1.38.11] «¿Te atreves a decir una cosa así, siendo un hombre, en este lugar donde los hombres que necesitan mujeres que los guíen tienen el mismo prestigio que los monos?». Inmediatamente después de criticar al marido de esta manera, el extraño sabio se dirige a la mujer: «¿Esto ha sido realmente obra tuya?». «Pues sí, para vergüenza mía he de reconocer que mi marido -por lo demás muy cariñoso- hubiera preferido por veneración hacia el filósofo judío que usted conoce muy bien, permanecer durante cien años en aquella oscuridad en vez de hacer caso al gran sabio Melanchthon y emprender los caminos de la luz».

[JJ 56.14] Así que me parece que tendrás que pensar en otra interpretación; de lo contrario te arriesgas a que por tu audacia todos los dioses te ataquen a la vez, y que, completamente vivo, te lleven ante Minos, Aeakus y Rhadamanthus, para luego entregarte al suplicio de Tántalo».

[JJ 280.22] Por este motivo viene ahora el Señor Dios Sabaoth para vivificar a aquellos muertos que se encuentran en su máxima aflicción. De modo que podrán volver a levantarse para subir a los Cielos».

[LAO 3.18] ¡No el templo, ni la ceremonia, tampoco el sacerdote, ni el obispo; tampoco el Pablo y sus discípulos; no el judío, ni el griego, tampoco la circuncisión de los judíos o el prepucio; no el templo de Salomón, así como tampoco el no-griego, el escita (skythe), el gentil, el libre, el esclavo; ni el Sabbat (celebración del sábado), ni la luna nueva, ni el año de jubileo vale algo ante Dios, sino únicamente Cristo que es el Todo en todo!

[LAO 3.39] ¡Que vuestro comportamiento ante cualquiera sea sencillo y sabio, también ante aquellos que no pertenecen a nuestra comunidad, como ante los judíos y gentiles! ¡No debéis juzgar a nadie —ya sea un escita (skythe), un gentil, un judío, un griego o no-griego—, sino comportaos sabiamente según el momento y la situación!

[ABG 1.10] Escrito por Santiago, un discípulo del Señor Jesús y enviado desde las cercanías de Genezareth por Braco, mensajero del rey.

[RB 1.133.10] Dice el aristócrata: «¿Quién te da derecho a hablarme como si hubiéramos sido compañeros cuidando cerdos? ¿Crees que el conde Bathianyi soportará mucho tiempo semejantes agravios? ¿Piensas que soy de tu clase a causa de mis desdichas o porque combatí hasta el final en las filas de los húsares? Si no cierras tu boca inmunda pronto verás la diferencia que hay entre nosotros».

1 2 3 Vista escritorio Aviso legal