Help

jakob-lorber.cc

Carta a Laodicea

[2.24] Pero os digo: ¡El cuerpo —así como el espíritu— precisa de lo suyo, dado que tiene sus necesidades incluso la de la evacuación! Por eso también debéis darle en la justa medida lo que Dios ha determinado para el cuerpo, y debéis consumir lo que ofrece el mercado, porque el cuerpo necesita su cuidado, así como el espíritu su libertad. Por eso, ¡sed libres y no esclavos de los ciegos necios del mundo!

Vista escritorio Aviso legal